Portada   |   Qué es Schoenstatt   |   Nuestra Ermita   |   Noticias   |   Fotos   |   Contactos



 » Nuestras Ramas
» Rama de Familas
» Rama de Señoras
» Juventud Femenina
» Juventud Masculina
» Virgen Peregrina
» Los Madrugadores
» Coordinadores Diocesanos
 » Pastoral
» Evangelio del Día
» Cancionero
» Calendario Litúrgico
» Oraciones
» Talleres
» Temas de Interés
» Links de Interés
 » Libro de Visitas
 » Nuestra Historia

 
Schoenstatt
Chile

 


CONSTRUCCIÓN DE LA CASA PADRE JOSE KENTENICH: UN SUEÑO HECHO REALIDAD


Con el mismo fervor que recibió a Jesús en su ingreso a Jerusalén, se vivió en la Ermita de Punta Arenas la Eucaristía en Domingo de Ramos en que la Familia de los confines de la Tierra bendijo la Casa Padre José Kentenich.

Un regalo de Dios en este año del Padre, pues después de 30 años la Familia por fin tiene un lugar propio donde reunirse, fruto de un intenso trabajo, oración y capital de gracias.

La Casa está en la Ermita, tiene 150 mts.2 que consisten en un salón de uso múltiple, cocina, dos baños y una sala para sacristía.

El ambiente fue de alegría y de santo orgullo. No sólo la Familia estuvo presente, si no que muchos invitados de diversas parroquias, colegios y otros Movimientos de la Diócesis.

La Misa estuvo presidida por el Obispo Monseñor Bernardo Bastres, quien estuvo acompañado del Padre Eduardo Aguirre, director nacional del Movimiento de Schoenstatt, el Padre Fredy Subiabre, Vicario General de la Diócesis, y dos diáconos.

La Familia aún está gozando el momento de cielo que se vivió en la Ermita.

Y hay una sensación general de agradecimiento: Gracias a todos por el trabajo, por la alegría, por el esfuerzo, por la buena disposición, por la oración y el capital de gracias. ¡Cuántas caras de alegría! ¡El ambiente de familia! ¡Cuántas caras nuevas! ¡Cuánta gente conoció la Ermita por primera vez! … Fue un día en que nuestra Mater fue Reina en su terruño.

Por eso, se vivió la verdadera experiencia del Cántico al Terruño: “Conoces aquella Tierra cálida y Familia que el Amor Eterno se ha preparado”… sentimos a los corazones nobles que latían en la intimidad, juntos experimentamos un verdadero ambiente de Familia.

Qué regalo para vivir esta Semana Santa con verdadero sentido cristiano, con el gozo de sentir que lo que nos da la más profunda alegría en el alma son las cosas de Dios, ese es el Verdadero AMOR.

Estamos seguros de que de ahora en adelante esta Casa nos permitirá profundizar nuestra Alianza de Amor en nuestra Ermita y soñar con el Santuario de los confines de la Tierra.

 

Diseño y Webhosting: Iflexus Ltda.